La importancia de ser niño

Día Universal del Niño – 20 de noviembre

Cuando mires a un niño, míralo como a una persona, porque eso es lo que precisamente es. No lo mires como a un niño que no entiende, que es inferior a tí. Pues no lo es. Un niño es una persona que tiene su pensamiento y su manera de razonar, es alguien con una personalidad propia, con la que juzga e interpreta lo que le dicen o quieren hacerle creer; así que, no toma todo por cierto. Cuando mires a un niño, piensa que él reflexiona más que tú y, aunque no encuentre todas las respuestas, no hace las cosas mecánicamente, sino que utiliza y disfruta de su inteligencia. Y piensa que, a menudo, ni los adultos la utilizan. Así que, él tal vez utilice sus recursos más y mejor que tú.  

Cuando escuches a un niño, házlo atentamente. No lo escuches superficialmente, presta toda tu atención en lo que dice e incluso en lo que no sabe decir. Un niño sabe decir muchas cosas interesantes y siempre habrá algo que pueda enseñarte. Escucha sus dudas pero también sus opiniones y enseñanzas. Cuando escuches a un niño, toma en serio lo que dice, incluso sus secretos, porque en ese momento está confiando en ti. Y recuerda que cuesta trabajo ganar su confianza. Además, un niño nunca te dirá obviedades, porque cada discurso lleva consigo un descubrimiento, una sorpresa o algo que te hará sonreír.

Cuando pases del tiempo con un niño, piensa que todo es enseñanza, todo es imitación e intercambio. Intercambio de experiencias pero también transferencia. Piensa que eres un modelo para él, y todo lo que hagas o digas, él lo evalúa y lo interpreta a su manera. Así que, cada palabra que digas y cada acción que hagas, es algo que tendrá consecuencias si estás en frente de un niño. No va a ser vano, sino que va a afectar a su comportamiento de alguna forma. Cuando pases del tiempo con un niño, respétalo, porque él vive en esta tierra igual que tú: gasta, goza, cuida, contribuye igual que tú a su mantenimiento. Respétalo además porque quizás sea un médico que curará a las generaciones futuras, un abogado que ayudará a personas necesitadas a las que nadie escuchará, un activista que luchará por valores comunes.  

Un niño es mucho más de lo que se ve por fuera, es algo especial.  Un niño es un tesoro demasiado importante para dejarlo cerrado. Ve, descúbrelo, vívelo pero sin estropearlo.

Él no es tuyo, sino un tesoro de la humanidad y de los que llegarán después de ti.

Puedes valorarlo si quieras, acompañarlo, pero nunca le metas tus ideas. Compártelas, si lo necesitas, y él sabrá escucharte. Pero nunca le trates como recipiente para rellenar con tus valores, sueños o pensamientos. Él tendrá  los suyos y cuando pueda expresar su verdadero yo, será una persona serena y lograda.

Tiempo de lectura: 2 minutos

Pubblicato da Vanessa Bruno

Traduttrice per scelta

Lascia un commento

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo di WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione /  Modifica )

Google photo

Stai commentando usando il tuo account Google. Chiudi sessione /  Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione /  Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione /  Modifica )

Connessione a %s...

Crea il tuo sito web su WordPress.com
Crea il tuo sito
%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: